Cómo moverse por Amsterdam

Una ciudad robada al mar, estrechas callejuelas, más canales que la ciudad de Venecia y turistas, peatones y ciclistas a centenares, la hermosa ciudad de Ámsterdam puede suponer un reto para el que quiera desplazarse rápidamente por ella, y sobre todo si uno no va sobrado de tiempo. Sin embargo, con esta breve guía que Wuking os proporciona aprenderéis a sacarle el máximo provecho a la ciudad y aprenderéis a desplazaros por ella como un auténtico holandés. De este modo esperamos que te resulte más sencillo moverte desde tu alojamiento en Amsterdam hacia cualquiera de los lugares que puedes visitar en este destino tan especial.

Tranvía

El tranvía siempre ha sido mi modo de transporte favorito, y también debería ser vuestro mejor aliado a la hora de desplazaros por Ámsterdam.  En el centro de la ciudad, los tranvías son la forma más rápida y amena para moverse y al mismo tiempo nos permiten viajar entre sus múltiples paradas sin perdernos ni un segundo de sus hermosas calles, plazas y mercados. Toda ciudad que se precie debería tener una gran línea de tranvía, y Ámsterdam tiene una de las mejores.

Tranvia que recorre algunas calles de Amsterdam

Autobús

Para trayectos más largos, como al norte de la ciudad Ámsterdam Nordd o a la zona portuaria, donde la línea del tranvía no llega, quizás la mejor idea sea coger el autobús, el cual también dispone de un excelente servicio nocturno para aquellos con aparta-hotel en las afueras o que se han quedado rezagados en uno de los muchos bares, restaurantes o coffee-shops de la ciudad.

Metro

Sin atascos ni peatones, el metro es la arteria principal de las grandes ciudades, y en Ámsterdam disponemos de dos líneas que conectan la estación central de trenes con el sudeste de Ámsterdam. Sencillamente con esto podremos desplazarnos por el subsuelo de la ciudad evitando las atestadas calles de la ciudad hasta cualquier punto de interés. El mejor sistema para aquellos que lo que buscan es ir al grano o que desean hacer una visita relámpago a un lugar en particular.

Crucero por los canales

Recorriendo en crucero los canales de la ciudad

Los barcos que atraviesan los canales no son tanto un eficiente sistema de transporte como un hermoso regalo para poder ver la ciudad como en verdad debería ser vista, desde las arterias de agua que rodean la ciudad. Los cruceros por los canales son una de las atracciones más populares de Ámsterdam y disponibles desde numerosos puntos de partida. Además, la mayoría vienen con un guía de la ciudad (sí, también los hay en español) que nos relata los detalles más divertidos e interesantes. A través de los canales no solo nos conseguimos desplazarnos, sino que vemos y la vivimos Ámsterdam de otra manera. Esta es una opción perfecta para las parejas, los románticos y los enamorados del arte, o aquellos que ya hayan visitado la ciudad y deseen experimentar otra de sus facetas.

Bicicleta

Importancia de la bicicleta como medio de transporte en Holanda

Hemos dejado lo mejor para el final, y es que no podríamos cerrar este artículo sin hablar del transporte holandés por excelencia, la bicicleta. Con más de 16 millones de bicicletas para algo más de 14 millones de habitantes, Holanda es el sueño para cualquier ciclista, deportista o ecologista. Ámsterdam es una perfecta oportunidad para cualquier turista para experimentar una de las mejores atracciones holandesas. Que no os intimiden sus calles llenas de peatones, coches y tranvías (y claro está, otros ciclistas), los habitantes de Ámsterdam hace ya mucho tiempo que se acostumbraron a lidiar con los centenares de bicis que llenan sus calles y el respecto por los ciclistas en Ámsterdam es realmente envidiable.  Se pueden alquilar bicicletas casi en cualquier lugar para todo tipo de bolsillos y con varios descuentos; también existen muchas zonas para aparcar. Todo el centro de la ciudad está provisto con carriles bici y la perfecta señalización hará que olvidéis  vuestros miedos. ¿A qué esperáis?¡Ámsterdam aguarda, y a dos ruedas la ciudad es vuestra!


 
Relacionados

Amberes