Lugares que no debes perderte de Rumanía

A la hora de elegir los lugares a visitar en Rumania, la diversidad y la naturaleza mandan. Desde el famoso Castillo de Drácula hasta las playas del Mar Negro, este sorprendente país deleita al viajero a cada paso. Aquí te mostramos sólo algunos de los tantos sitios hermosos que Rumania tiene para ofrecer.

recomendaciones para tu viaje a Rumanía

Bucarest: La capital de Rumania es un sinfín de sorpresas para el viajero. Denominada “El pequeño París” en la década del 30, esta ciudad deleita por su riqueza arquitectónica, sus avenidas arboladas, y los hermosos lagos y jardines que la pueblan. La avenida Kisseleff con su Arco del Triunfo, el imponente Palacio del Parlamento y el Parque Cisimigiu merecen especial atención. Se trata de una ciudad deonde podrás encontrar un gran número de apartamentos para alquilar si te decides por esta zona del país, un excelente punto de partida por su buena comunicación por avión con otras ciudades europeas. Para más detalles sobre los atractivos turísticos de esta ciudad rumana puedes visitar nuestra guía con algunos de los lugares más importantes que puedes ver mientras recorres Bucarest.

Palacio de la ciudad de Bucarest

Transilvania: Esta famosa región rumana es dueña de un romanticismo único. Aquí no sólo podrás visitar el Castillo de Bran, que habría inspirado a BramStoker para su novela Drácula, sino que hay una gran cantidad de maravillas que lograrán deslumbrarte. La medieval ciudad de Brasov ubicada en las montañas de Los Cárpatos es, sin duda, un paso obligado por esta región. También es indispensable conocer los pueblos de Sibiu, Bran y Sighiosara, singulares exponentes de la arquitectura sajona del medioevo. Los bosques, los altos picos de Los Cárpatos, iglesias fortificadas, pueblos amurallados, pistas de esquí, historias, leyendas, costumbres y tradiciones propias de la zona, te sorprenderán a cada paso que des por esta exótica región.

Paisaje de Transilvania

Delta del Danubio: Tras recorrer ocho países de Europa, el Río Danubio llega a Rumania para finalizar su curso en las costas del Mar Negro. Allí es donde se forma este paradisíaco delta, que constituye el segundo más grande de Europa. El Delta del Danubio es un sitio donde la naturaleza y su abundante flora y fauna reinan. Ríos, lagos, islas de juncos y más de 3.000 especies de animales conforman esta maravilla salvaje única en el mundo.

Aves del Delta del Danubio a su paso por Rumanía

Playas del Mar Negro: Arenas doradas, abundante flora y fauna, una rica historia, deportes náuticos y un mar que posee una tranquilidad poco habitual son el marco para una estadía inolvidable en esta soñada región de Rumania. Además, las cotas del Mar Negro ofrecen una activa vida nocturna. La cosmopolita Constanta, Mamaia, las curas terapéuticas de Mangalia o la histórica Adamclisison sólo algunos parajes para pasar unas vacaciones más que especiales.

Playa del Mar Negro

Monasterios pintados de Bucovina: Se los conoce como La Capilla Sixtina del Este por los maravillosos frescos que los recubren. Fueron construidos por Esteban el Grande durante los siglos XIV y XV cada vez que ganaba una batalla. Estas maravillas del arte están ubicadas en la región de Moldavia, al norte de Rumania, y desde 1993 siete de estos monasterios fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los coloridos murales y frescos realmente lograrán asombrarte.

Monasterio de Bucovina


 
Relacionados

Moscú