Monumentos de Córdoba

En el casco histórico de córdoba, es donde se encuentran muchos de las edificaciones históricas de la ciudad. Este casco fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Además de la Mezquita/Catedral de Córdoba, de origen islámico, destacan varios importantes monumentos de la época romana, algunos de ellos declarados Bienes de interés cultural.

Puente Romano

Este puente, también conocido como “El puente viejo”, que cruza el río Guadalquivir todavía está en uso en España. Fue durante 20 siglos el único puente con que poseía la ciudad durante 20 siglos. El puente fue construido en piedra, tal vez en el siglo 1 a.C.Es posible que se haya construido de madera primero, posiblemente por César, y luego reconstruido en piedra. Está declarado como Bien de interés cultural en la categoría de monumento.

Puente romano y la Torre de Calahorra

Puerta del Puente

Esta puerta fue un importante punto de acceso a la ciudad desde finales de la época romana (la carretera principal se extendía sobre el puente, a través de la puerta y de la colina, pasando a través de una parte de lo que hoy es la mezquita). Una puerta árabe encontraba en el mismo lugar hasta 1571, cuando el alcalde ordenó la construcción de una nueva puerta para conmemorar la visita del rey Felipe II en Córdoba. Fue diseñada por Hernán Ruiz III, que trabajó con su padre en la construcción de la catedral. También está declarada como Bien de interés cultural.

Torre de la Calahorra

La Torre de la Calahorra, es una fortaleza islámica, que está al otro lado del río desde la Mezquita en el extremo sur del puente romano. Fue por encargo de Enrique II de Trastámara, que en 1369 fue construida esta torre, para protegerse de su hermano Pedro I. Se puede subir a la cima de la torre para algunas vistas panorámicas del puente romano, el río y la catedral (mezquita).

Templo Romano

Las impresionantes columnas acanaladas, coronadas con un capitel corintio, que dividen al cielo, son los últimos restos de este templo del siglo primero. La zona de Córdoba donde se sitúa pudo haberse construido entre el siglo I y el siglo II, como foro provincial de la Colonia Patricia, título que fue dado a la ciudad durante la dominación romana. Frente a estos restos, se puede imaginar el esplendor de Córdoba en tiempos de los romanos.

Ruinas del templo romano

Alcázar de los Reyes Cristianos

Construido en el siglo octavo el Alcázar fue utilizado como residencia y fortaleza de Isabel y Fernando (los "Reyes Cristianos" de allí su nombre), así como una sede de la Inquisición española.

Alcázar de los Reyes de Córdoba

Alojamiento para conocer todos estos monumentos cordobeses

Para conocer estos monumentos de Córdoba te recomendamos uno de los apartamentos baratos de Córdoba que te ayudarán a disfrutar de una estancia agradable. Al no tratarse de una ciudad extermadamente grande, si escogemos un lugar céntrico o al menos próximo a la Mezquita y barrio judío, fácilmente podremos desplazarnos a pie entre un monumento y otro. Es una idea genial para evitar dedicar mucho tiempo de nuestro viaje para movernos por la ciudad. Hay que recordar que la zona más céntríca tiene buena parte de sus calles cortadas al tráfico, así que a pie es el modo ideal de conocer la mayoría de los encantos cordobeses.


 
Relacionados

Sintra

Glasgow