Catedral de Santiago de Compostela

Es una pequeña iglesia, construida sobre la tumba del Apóstol Santiago poco después de que fue descubierta en 819 DC. Esta fue destruida por el ejército de al-Mansur morisca en el año 997, aunque Almanzor dejó las reliquias del Apóstol intactas. Él, sin embargo, forzó a los ciudadanos de Santiago a llevar las campanas de la torre a la mezquita de Córdoba (que ya han sido devueltas).

A pesar de su fachada barroca, la actual catedral de Santiago de Compostela es predominantemente románica; de hecho, una de las mejores iglesias románicas de España. La construcción comenzó en 1060 bajo el reinado de Alfonso VI y se terminó en 1211.Varios elementos se agregaron en los siglos posteriores, que culminaron en la dramática transformación barroca del exterior. El interior de la catedral, sin embargo, conserva su estilo románico temprano puro.

Exterior de la Catedral de Santiago

Los restos de Santiago, la razón de ser de la catedral, se perdieron en 1700 después de haber sido escondidos antes de una invasión Inglesa. Afortunadamente, fueron redescubiertos durante las obras de construcción en 1879.En realidad, se encontraron tres esqueletos, se presume que son  Santiago y dos de sus discípulos. Uno perteneciente al Apóstol fue identificado gracias a una iglesia en la Toscana, que poseía un pedazo de su cráneo que encajaba exactamente en una brecha de uno de los cráneos descubiertos. La identidad fue confirmada en 1884 por el Papa León XIII y reforzada por la visita de Juan Pablo II en 1982.

La fachada de la catedral forma parte de una composición arquitectónica extendida en la Plaza del Obradoiro, una gran plaza rodeada de edificios públicos. Esta espectacular fachada barroca de la catedral, conocida como la fachada del Obradoiro, fue construida entre 1738 y 1750 por un arquitecto local, Fernando de Casas. Hecha de granito,  flanqueada por enormes campanarios y adornada por todas partes con estatuas de Santiago. La entrada a la catedral es a través del magnífico Pórtico de la Gloria, tallado en 1188 por el Maestro Mateo y considerado una de las mejores obras de arte medieval.

Interior de la Catedral de Santiago

Los arcos sobre las puertas laterales representan el purgatorio y el Juicio Final, con Cristo en la gloria que preside en el centro. Él está flanqueado por los cuatro evangelistas y rodeado de los 24 ancianos del Apocalipsis tocando instrumentos musicales medievales, el instrumento de cuerda en el centro superior es un organistrum. Por debajo de la figura de Cristo, la columna central es una estatua de Santiago y, en la parte inferior, se encuentra un autorretrato del Maestro Mateo.

No te pierdas una visita a este lugar tan histórico, un punto de referencia para los que se animan a recorrer el Camino de Santiago, reservando alguno de los apartamentos en Santiago que te permiten disfrutar de un alquiler vacacional a un precio muy competitivo.


 
Relacionados

Amberes