Espectacular carnaval de Venecia

La “ciudad de los canales” es uno de los sitios más recomendables para visitar durante las vacaciones. Su peculiar diseño urbanístico, los puentes majestuosos que nos permiten cruzar de un punto a otro de la ciudad, las iglesias y otros monumentos que son un reflejo de la antigua historia del lugar, son sólo algunos de los más interesantes atractivos que nos ofrece Venecia. Por supuesto no podemos olvidarnos de sus magníficas playas, de los románticos paseos en góndola por el río bajo la luz de la luna.

Origen

Sin embargo, hay un evento que se realiza año tras año, y que para muchos es el principal motivo por el que deciden viajar a esta hermosa ciudad: el carnaval, cuyo origen tenemos que buscarlo allá por el siglo XI, en momentos en los que la República comenzaba a ganar dominio sobre varias porciones del Mar Mediterráneo, aunque fue declarado oficialmente como festividad dos siglos más tarde. En sus inicios tuvo como principal finalidad ser una vía de escape de los ciudadanos frente al estricto control impuesto por el gobierno veneciano, y una forma que hallaron los sectores más carenciados para ridiculizar a la nobleza.

Período de decadencia

El período de mayor esplendor de esta celebración fue durante los siglos XVII y XVIII, cuando los aristócratas de distintas partes del mundo acudían al carnaval para buscar diversión, y olvidarse por unos días de todas las cuestiones políticas y de gobierno. Pero cuando Venecia comenzó a declinar en su poderío mercante y militar, el festejo fue lentamente perdiendo su magia y entró en franca decadencia, hasta que fue directamente prohibido en 1797, momento en el que las tropas dirigidas por Napoleón Bonaparte ocuparon la ciudad, porque temían que durante la celebración se generasen conspiraciones del pueblo contra ellos.

Venecia siglo XVII

El significado del carnaval

En sus comienzos el carnaval era visto como una forma de burla que los sectores marginales ejercían sobre la aristocracia. Por este motivo era que predominaba el uso de la denominada maschera nobile, consistente en una careta blanca combinada con ropas de seda negra y un sombrero de tres puntas. De esa manera la gente podía desfilar tranquilamente ocultando su identidad.

En la actualidad

Luego de la prohibición llevada a cabo por Napoleón, el carnaval se restablecería oficialmente en el año 1979, y desde ese entonces se utiliza como puntapié inicial para la cuaresma cristiana. En la actualidad el evento poco tiene que ver con sus orígenes, ni con las celebraciones que se realizan en otras partes del globo. Se desarrolla durante 10 días en los que se suceden desfiles que a veces son organizados y otras improvisados, en los que la gente se disfraza de distintas maneras y sale a la calle a recorrer y tomarse fotos. Los trajes que se suelen utilizar son los típicos del siglo XVII, y si bien aún se recurre a la mentada maschera nobile, el espectro se ha diversificado y existen otros atuendos que tienen aires de mayor modernidad.

Disfraz carnaval venecia

Además, durante el tiempo que duran los festejos se organizan de forma privada muchos eventos y fiestas para los cuales es recomendable ir con alguna persona conocida, de lo contrario te será muy difícil ingresar. Por otra parte, las tarifas de estos eventos son bastante elevadas, y una noche durante el carnaval puede llegar a costar hasta 500 euros. Otra característica es que no todos los turistas eligen disfrazarse, sino que la mayoría prefieren ponerse sólo un antifaz que obtienen en alguno de los múltiples puestos callejeros que hay por la ciudad. Y dado que el carnaval coincide con la época invernal en Europa, y que Venecia se encuentra muy cerca de la zona de los Alpes, no sería extraño que te topes con la nieve, por lo cual es aconsejable que te lleves algún buen abrigo.

Te recomendamos que busques en Wuking alojamientos como La Veranda o Ca Mirta, ambos muy bien de precio y con ubicaciones buenas para conocer la ciudad.


 
Relacionados

El carnaval en Cádiz