¿Dónde pasar un fin de semana rural?

Muchas veces no sabemos bien qué hacer con nuestros fines de semana, y más cuando tenemos niños y necesitamos una propuesta que sea atractiva tanto para nosotros como para ellos. En ocasiones elegimos pasar un rato en los parques o en los ruidosos y atestados centros comerciales, donde generalmente acabamos por gastar más dinero del deseado con tal de complacer los antojos de nuestros pequeños y pasar un rato agradable, o al menos tranquilo. Por eso creemos que una muy buena alternativa para la familia es el denominado “turismo rural”, que nos permitirá estar en contacto con fabulosos paisajes naturales  y a la vez tener a mano los más completos servicios y comodidades.

Una vez más España asoma como un destino sumamente apetecible a la hora de planear este fin de semana diferente. Además de sus fantásticas playas, que como hemos visto son de las mejores y más variadas de Europa y del mundo, este país nos ofrece la posibilidad de disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, realizar múltiples actividades en familia y poder hospedarte en alojamientos de categoría sin necesidad de invertir demasiado dinero. Aquí les mostraremos un abanico de opciones para que puedan aprovechar  a pleno la salida rural.

Destinos rurales del sur de España

Sierra de Cádiz

Un sitio ideal para comenzar nuestro viaje es la Sierra de Cádiz, comarca ubicada al norte de esa provincia, donde se halla el majestuoso Parque Natural de la Sierra de Grazalema, lugar que ha sido declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Además podrás recorrer la famosa Ruta de los pueblos blancos,  e ir conociendo un poco más de la cultura y la tradición del interior de España, a través de diversas excursiones, visitas guiadas y senderos. Si eres amante del deporte aventura, también tendrás opciones para hacer de tu fin de semana una experiencia inolvidable.

En el municipio de El Bosque encontrarás las más variadas atracciones, por ejemplo el hermoso Jardín Botánico El Castillejo, que tiene por finalidad resguardar a las especies vegetales en vías de extinción, o el Molino del Duque, testimonio fiel de la industria del siglo XVIII con un estilo mayormente rústico. Si eres de los que gustan de echar una buena caminata, puedes seguir el curso del Río Majaceite, una ruta relativamente sencilla que permite recorrer en 2 horas el trayecto entre El Bosque y Benamahoma y ver a tu paso nutrias y un bosque de galería en el que prevalecen chopos, fresnos y olmos. Algo bonito de ver es el Manantial de El Nacimiento, que es fuente del Majaceite y provee a las piscifactorías de la región.

Dolmen gigante de El Gastor

Si tienes aprecio por la arquitectura y la arqueología, es aconsejable que visites el municipio de El Gastor, enclavado en un altozano. Allí te toparás entre otras cosas con el Dolmen del Gigante,  el más grande de Cádiz. Es una tumba megalítica que ha sobrevivido a las desenfrenadas excavaciones. Otros símbolos del pasado son la Iglesia de San José, de fuerte estilo neoclásico, muy sobrio, edificada en el siglo XVIII, y la Iglesia Mayor, construida sobre la base de una mezquita en la localidad de Zahara de la Sierra.

Asimismo, en la villa de Arcos de la Frontera podrás hallar reminiscencias del pasado árabe en la zona visitando su imponente casco histórico, donde está por ejemplo el Monumento a la Semana Santa, erigido en piedra y forja para representar los escudos de cada hermandad, o el Castillo Ducal, construido por vez primera en el siglo XI, y reformado en los siglos XIV y XV, y devenido en residencia de los duques de Arcos luego de la invasión cristiana. Es muy bonito también el Palacio del Conde del Águila, de estilo gótico-mudejar, edificado en el siglo XV y existen muchos otros templos, capillas y conventos de la época del dominio musulmán.

Lago de Arcos de la Frontera

El lago de Arcos es otro lugar recomendable para ver, y en especial para practicar deportes náuticos, mientras que en los alrededores del municipio podrás realizar aladelta, parapente, escalada, rappel, tirolinas y descenso de cañones, entre otros deportes de aventura. Si deseas satisfacer tu apetito y de paso deleitarte con el flamenco, baluarte de la cultura española, date una vuelta por el local de Jóvenes Flamencos, que combina unas exquisitas tapas y otras comidas típicas regionales con shows de cantaores y bailaores en un clima bien familiar.

Un pueblo muy peculiar es el de Grazalema, donde se funden lo tradicional y lo moderno, siendo su principal atractivo los miradores desde donde puedes tener una vista más que privilegiada del bellísimo Parque Natural. Uno de ellos es el Puerto del Boyar, puerto de montaña ubicado a más de 1100 metros de altura que divide las sierras del Pinar y del Endrinal, y nos permite observar, en un día despejado, la Bahía de Cádiz. Claro que no es lo único para ver: si te fascina la prehistoria, no dejes de visitar la Cueva de la Pileta, un yacimiento prehistórico que conserva muestras invaluables del arte paleolítico plasmado en varias pinturas y grabados , figuras representativas del Eneolítico y restos materiales del neolítico.

Población de Montejaque, ideal para turismo rural

Otro poblado que aún mantiene vivas sus raíces árabes es el de Montejaque, situado en la comarca de la serranía de Ronda. Es menester detenerse un momento en su deslumbrante arquitectura, de corte clásico andaluz, y pasear por las muchas rutas que se abren a los costados del pueblo para descubrir más de cerca las maravillas del pasado, como la Iglesia de Santiago el Mayor, originalmente edificada en el siglo XVI, y luego modificada en el siglo XVIII. Si pasas por el municipio de Benaoján tendrás la chance de visitar la famosa Cueva del Gato, el más destacado sistema espeleológico de Andalucía.

Al momento de elegir un hospedaje para poder disfrutar mejor del paseo, puedes optar por alguna de las casas rurales que abundan en la región; por ejemplo la Casa Rural Los Cuatro Olivos I, con capacidad hasta para 12 personas y una amplia gama de servicios que incluyen paseos guiados, actividades para chicos y acceso ilimitado a Internet, piscina y terraza. La tarifa mínima es de 20 euros por persona la noche. Otra alternativa son los apartamentos rurales Sierra Alta, ideales para familia tipo, que dispone de una fabulosa terraza con vistas y una piscina, y un equipamiento muy completo, y el precio es de 80 euros por cuatro personas.

Turismo rural para un fin de semana en el norte de España

Continuaremos nuestro itinerario por L’ Emporda, comarca de la región de Cataluña en la provincia de Girona. Frente a su costa, que forma parte de la denominada Costa Brava, se hallan las Islas Medas, y unas preciosas playas de arena fina a lo largo de la Bahía de Rosas, y al interior de la comarca hallarás unos cuantos espacios naturales protegidos. Uno de los principales es el Parque Natural Aiguamolls de L’Emporda, considerado como paraje natural de interés nacional, que alberga tres reservas naturales: Les Llacunes, Estanys e Illa de Caramany. En su interior encontrarás estanques, cerrados y prados inundables que ofrecen un hábitat ideal para los pájaros acuáticos, y en total hay 300 especies de aves.

Aves migratorias en el Parque Natural Aiguamolls de L'Emporda

Otro parque muy recomendable es el Parc Natural Cap de Creus, ubicado en la Costa Brava. Su litoral es de aguas bien profundas, y con muchos islotes, acantilados y escollos de rocas muy gastadas por la fuerte erosión. Lo más destacado del parque son sus magníficas calas de aguas transparentes, a las que se llega casi únicamente por el mar, y que te sentarán de maravillas si te interesa la práctica del buceo y el submarinismo. Sobre la falda de las sierras de la comarca del Alt Emporda, puedes visitar el poblado de Vilajuiga, donde verás entre otras cosas los restos del Castillo de Quermencó  y la Iglesia de Sant Feliu, dos exponentes del pasado romano en la zona, y también disfrutar de las playas cercanas.

Si te gusta disfrutar de lo natural y también de la historia, te aconsejamos ir al municipio de L’Albera, al norte de la comarca del Alt Emporda, paraje de interés natural donde conviven especies de la sierra pirinaica y las del mediterráneo, y dotado de un enorme patrimonio arquitectónico, como ser monasterios benedictinos, iglesias romanas y castillos medievales, además de monumentos megalíticos. En cuanto a las playas, podrás disfrutar las de Colera, Portbou y Llança. Un sitio similar es el municipio de Castelló d’Empúries, que en el casco antiguo de la Villa Condal posee un riquísimo tesoro arquitectónico de la época medieval, y también hermosas y largas playas en el área de Empuriabrava.

Playas de la región de Empordà en Girona

En el municipio de Garriguella tendrás para ver algunos edificios antiguos como la Torre de Mala Veina, utilizada como torre de defensa en la Edad Media, y que ha sido declarada como bien cultural de interés nacional, o la bella Iglesia de Santa Eulalia de Noves, construida en el siglo XVIII sobre los restos de un templo prerrománico. Te recomendamos asimismo darte un paseo por el Centro de Reproducción de las Tortugas de la Albera.

En Peralada, pequeño poblado que se erige sobre una pequeña colina cerca de Figueres, verás algunos testimonios vivos de los viejos tiempos, como la fina Iglesia de Sant Martí, originalmente edificada en el siglo XVIII, pero con reminiscencias del período romano, y detalles de estilo gótico como su campanario, o el Claustro de Santo Domingo, un monumento que data del siglo XIII, y anteriormente fue un convento de monjes agustinos, y en él sobresalen unos bellísimos capiteles decorados con escenas bíblicas y profanas. En el Castillo Museo de Peralada, del siglo XIV, tienes la chance de realizar una visita guiada para conocer la Biblioteca, el Convento del Carmen, el Museo del Vidrio y el Museo del Vino.

Para que puedas aprovechar al máximo tu estadía en L’Emporda, te sugerimos como alojamiento la Ca L’Anneta Paua, donde pueden hospedarse entre  4 y 6 personas. Se encuentra a poca distancia de la playa (2 km) y dispone de muy buenas comodidades, además de permitirte realizar varias actividades terrestres y marítimas, como trekking o windsurf entre otras. El precio mínimo de reserva es de 30 euros por persona la noche. Otra interesante opción es la Casa Mas Pauli, en una zona montañosa de los suburbios, y cerca de la costa. Cuenta con piscina, terraza, y acceso a Internet entre otros servicios, y puede albergar hasta  12 personas a un costo de entre 20 y 29 euros la noche.

Nuestro viaje imaginario concluye en las espectaculares Rías Baixas, calificados por los turistas como uno de los mejores destinos en España, que ocupan la costa completa de Pontevedra y parcialmente la de A Coruña. Aquí tendrás un amplio abanico de posibilidades para disfrutar, desde impresionantes espacios protegidos hasta unas maravillosas playas, junto con una gastronomía muy rica y variada. Para comenzar, puedes ir al Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, de gran valor natural por la diversidad de su flora y fauna y su peculiar ecosistema atlántico, que puedes conocer a fondo si decides practicar buceo y fondeo en las aguas. O puedes dirigirte al mirador de Monte Faro, que tiene una espléndida vista del mar y las rías, y por supuesto no deberías perderte el descanso en alguna de las calas y playas de arena fina y agua cristalina, como el impactante arenal de Rodas en las Islas Cíes.

Paisaje de las Rias Baixas en Galicia

Si hablamos puntualmente de las rías, la más grande es la Ría de Arousa, donde la naturaleza despliega todo su encanto a través de islotes e islas como la de Sálvora y Cortegada, pertenecientes al Parque Nacional antes mencionado, o la Illa de Arousa, donde se halla el espacio natural protegido de Punta Carreirón. Lo mejor es poder recorrer esta ría a través del senderismo, por ejemplo siguiendo el popular Camino de Santiago, que llega hasta la desembocadura del Río Ulla y revive el arribo por vía marítima del cuerpo del Apóstol Santiago a la zona. También es recomendable acercarse hasta el Parque Natural Dunas de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán, sitio propicio para distintos deportes de aventura.  Claro que no querrás perderte tampoco de probar alguna de las tantas exquisiteces marinas que hay por aquí.

Hacia el norte se ubica la Ría de Corcubión, que pertenece a la llamada Costa de Morte. Allí podrás apreciar lugares increíbles como el Cabo Fisterra, situado en el municipio de Finisterre, declarado Patrimonio Europeo y elegido por muchos de los que siguen el Camino de Santiago. De todas formas, lo más atractivo se halla en el municipio de Carnota, cuya playa es una de las mejores de la región, con más de 7 kilómetros de extensión donde se mezclan la arena con las rocas, y conviven varias especies de aves marinas. Además podrás apreciar lugares históricos emblemáticos  como el Hórreo de Carnota, el más grande de toda Galicia, o la Iglesia de Santa Colomba, edificada en el siglo XVIII. En la localidad de Ézaro es imperdible observar la desembocadura del Río Xallas que forma una bella cascada que cae al mar desde 40 metros de altura.

Seguiremos nuestro recorrido por la Ría de Muros e Noia, de imponente belleza natural y un interesante patrimonio histórico y cultural. En el municipio de Porto do Son se halla el Centro de Interpretación do Castro de Baroña, que funciona en el edificio del viejo Ayuntamiento, y nos permite conocer a fondo las vidas de los antiguos pobladores de la región en la Edad de Hierro, a través de piezas originales y reproducciones. Entre los lugares protegidos podemos mencionar a la Laguna de Louro, circundada por el Monte Louro dentro de la localidad del mismo nombre, el complejo húmedo de Corrubedo, y el estuario del Río Tambre. Si deseas algo de mar, en esta ría encontrarás lindas playas de arena para hacer distintos deportes acuáticos.

Paisaje de la Ria de Lugo

Yendo al sudoeste de Galicia nos topamos con la Ría de Vigo e Baixo Miño, que al igual que las otras  combina la riqueza natural con el valor histórico y cultural. Una muestra de ello es la Catedral de Santa María en el municipio de Tui, cuya construcción se desarrolló durante el siglo XII con un estilo plenamente románico, si bien luego fue modificada su fachada por un estilo más bien gótico, similar al del Convento de Santo Domingo, que data del siglo XV y posee una fachada neoclásica. En la ciudad de Oia, se destaca el Monasterio de Santa María, fundado en el siglo XII como abadía por el rey Alfonso VII, y en A Guarda no deberías dejar de visitar el Museo Arqueológico Monte Santa Trega inaugurado en 1953 con las piezas halladas por el excavador Ignacio Calvo. También es recomendable ir al Parque Natural del Monte Aloia , en Tui, sitio más que propicio para la práctica del senderismo, el kayak, rafting o pesca deportiva.

Parque Natural de Aloia

Por último, pero no menos importante, nos referiremos a la Ría e Terras de Pontevedra, que posee uno de los cascos antiguos más destacados de Galicia. En Campo Lameiro podrás ver el increíble Parque Arqueológico de Arte Rupestre, de gran valor histórico, y en Combarro algunos hórreos que llegan hasta las aguas de la ría. En la comarca de O Morrazo hallarás paisajes fabulosos favorecidos por la ubicación geográfica, como Punta Udra, el Robledal de Coiro y las Islas de Ons. Asimismo, en el municipio de Cangas del Morrazo te recomendamos que hagas el recorrido a través de la conocida Costa de la Vela, sitio de interés comunitario donde podrás disfrutar de la Playa de Barro o el monte do Facho.

Si aún no has elegido tu hospedaje para este fin de semana rural en Rías Baixas, una alternativa a considerar serían los Apartamentos Lucena, en Vilagarcía de Arousa, que permiten hasta  5 personas y tienen una magnífica vista de la playa, además de contar con excelentes servicios. La tarifa mínima es de 40 euros la noche. Luego tienes la Casa Areal de Nerga, situada en las afueras de ese centro urbano y bien cerquita de la playa. Pueden alojarse hasta  12 personas , y dispone de todo lo necesario en cuanto a equipamiento, además de ofrecer actividades especiales para niños y acceso a Internet. Para reservar el costo es de entre 20 y 29 euros por noche.


 
Relacionados

Padua