Conocer Roma en 3 días

Roma es una ciudad perfecta para conocer en un fin de semana ya que la mayoría de sus atractivos se concentran en el centro de la capital italiana. Eso sí, no por ello significa que los turistas no vayan a tener que andar mucho durante su escapada, porque la mayoría de atractivos de Roma están al aire libre y cuenta con un importante número de monumentos, museos e iglesias para conocer. ¿Quieres visitar Roma en 3 días? Toma nota de todo lo que podrás hacer en un viaje a la Ciudad Eterna.

Viernes: qué ver en el centro de Roma

Te recomendamos que cuando planifiques tu viaje, reserves uno de los apartamentos del centro de Roma para ahorrar tiempo y dinero en largos desplazamientos teniendo en cuenta que sólo vas a estar en la capital durante 3 días. Una vez aterrices en la población, ya sea en el aeropuerto de Fiumucino o el de Ciampino, llegarás a la céntrica estación de trenes de Termini. Desde ella podrás coger el metro hasta tu alojamiento por un precio de 1,50 euros por persona y trayecto. Tras dejas las maletas en tu habitación, ponte calzado cómodo porque vas a ver los encantos de Roma durante tu primera tarde en la ciudad.

Te recomendamos empezar por la Plaza Navona donde conocerás tres hermosas fuentes colocadas a lo largo de su rectangular trazado: la de Neptuno, la de los Tres Ríos y la de Moro. En la zona noreste de la plaza tienes una oficina de turismo donde por un euro podrás adquirir un mapa de la ciudad si todavía no cuentas con uno. Precisamente en esa dirección, llegarás caminando durante 5 minutos al considerado monumento mejor conservado de Roma: el Panteón de Agripa. Si no es más tarde de las 19,30 horas, podrás entrar a su interior sin ningún tipo de coste ya que el acceso es siempre gratuito.

Subiendo hacia el norte pasaremos por la Plaza Colonna para llegar a los pocos metros hasta una de las joyas de Roma, la Fontana de Trevi, en donde si queréis lanzar la tradicional moneda a sus aguas os aseguraréis el regreso a la Ciudad Eterna. Antes de regresar a vuestro apartamento a descansar, hay que probar alguno de los platos típicos de Italia en dos de las plazas más económicas para cenar: la Plaza España y la Plaza del Popolo. Ambas están siempre repletas de turistas y ofrecen una hermosa estampa antes de despediros de Roma hasta el día siguiente.

Sábado: la Roma más antigua

Nuestro segundo día en Roma va a estar dedicado a la zona sureste de la ciudad y comenzamos conociendo uno de los complejos arqueológicos más importantes del mundo: el Coliseo, el Palatino y el Foro. Precisamente en este último adquiriremos las entradas ya que ‘a los pies’ del Coliseo las filas son siempre larguísimas y en el Foro se agiliza más el acceso. El precio de entrada es de 12 euros para adultos y de 7,50 euros para menores de 25 años y permite visitar los tres lugares en dos jornadas diferentes. Si vas a viajar a Roma en verano, te recomendamos que lleves ropa ligera, gorro, calzado cómodo y vayas bien hidratado ya que no hay muchas zonas de sombra.

Como esta visita nos quitará gran parte del tiempo de nuestra jornada, el resto del día permaneceremos cercanos a esta zona. Muy próximo al Circo Máximo y a orillas de río Tíber está la Boca de la Verdad, una atracción de acceso gratuito en la que podrás hacerte una fotografía metiendo tu mano en el interior de la ‘boca’ de la enorme estatua. Paseando hacia el sur llegarás hasta el barrio del Aventino, donde te animamos a subir hasta la Plaza de los Caballeros de Malta y a ‘curiosear’ por la mirilla de su gran puerta de madera; desde ella sólo se ve la cúpula de San Pedro. Además de ser uno de los lugares desconocidos de Roma, desde el Aventino se tienen unas espectaculares vistas de toda Roma, por lo que te recomendamos que especialmente recorras esta colina durante el atardecer.

Y como la jornada habrá sido muy larga y completa, nada mejor que terminar el día paseando por el pintoresco barrio del Trastevere. Sus calles empedradas, los mejores comercios de hostelería y el intenso olor a pizza y pasta que desprende cada rincón, te animarán a degustar la cocina italiana de la forma más económica y con platos más que contundentes. Si estás con fuerzas para disfrutar de la noche romana, aquí se concentran todo tipo de locales donde tomar una copa y sentir el ambiente más joven y animado de la ciudad.

Domingo: El Vaticano

En nuestro último día en Roma nos dirigiremos hasta el barrio de Gianicolo, situado al suroeste de la ciudad, y donde cada día a las 12 horas en punto se dispara un cañón convirtiéndose en uno de los espectáculos gratuitos más visitados de la ciudad. Desde allí podréis coger un autobús y llegar hasta el país más pequeño del mundo: El Vaticano. Aunque las filas para acceder tanto a la basílica como a los Museos Vaticanos están presentes durante todo el día, alrededor de las 13 o 14 horas es cuando hay menos masificación de turistas. El precio para acceder a los Museos es de 16 euros por persona y en su interior podrás recorrer diferentes espacios dedicados al arte, la historia y la cultura.

Tras visitar la última sala de los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina, se puede acceder directamente al interior de la basílica de San Pedro. Si no tienes tiempo suficiente para ver los Museos y sólo quieres ver el templo religioso más grande del mundo, podrás hacerlo sin ningún tipo de coste. Sin embargo si decides subir a lo alto de la construcción, la cúpula, tendrás que pagar 9 euros por persona; eso sí, disfrutarás de una espectacular vista de la  enorme Plaza de San Pedro. Desde allí, dirígete a la estación de Termini para coger desde allí el tren o autobús que te dejarán en uno de los aeropuertos de la ciudad, el precio de éstos oscilan desde los 4 hasta los 14 euros por persona, dependiendo del medio de transporte que utilices. 

Otras opciones durante tu estancia en Italia: Conocer Milán


 
Relacionados

Florencia

Venecia